EL TASCÓN: UN RINCÓN ASTURIANO EN PLENA SIERRA DE MADRID

Este acogedor restaurante se encuentra situado en el pueblo de El Cuadrón, el  primer municipio que encontrareis nada más entrar en la carretera M-604 desde la N-I, dirección a  Rascafría. Se trata de un edificio restaurado con techos altos, que reproduce perfectamente las múltiples sidrerías que podéis encontrar en Asturias. El interior está decorado de forma clásica, con madera oscura y diferentes elementos típicos como barriles y botellas vacías de sidra. El salón está dividido en dos espacios. El primero lo vereis al  traspasar la puerta de entrada, con varias mesas en hilera a vuestra derecha para 4 personas y pegadas a la pared. Gran parte de los asientos son bancos con respaldos altos prolongados como estanterías que dan cierta intimidad a esta zona. El segundo espacio, más amplio y diáfano, se encuentra a la izquierda donde se ubican el resto de mesas,  habilitado para grupos más grandes. Aún así, la capacidad total de comensales no debe superar las 45-50 personas, por lo que os recomiendo reservar.

En cuanto a la comida, estamos en un sitio donde la gastronomía tradicional asturiana alcanza un nivel muy notable. Cabe decir que, aunque la carta es reducida, los grandes clásicos están presentes con gran parte de la materia prima traída desde la “patria querida”. Así, os recomiendo enormemente la fabada asturiana con su compango. Puedo afirmar que es una de las mejores fabadas (y he probado unas cuantas) que he comido nunca…aquí y allí. Potente, pero justa de grasa y con unas fabes en su punto justo de cocción. Lo de las croquetas es, simple y llanamente, escandaloso. Suaves, ligeras, cremosas,…no podéis dejar de pedirlas. Os aseguro que os quedareis sin palabras. El cachopo, aparte de gigantesco como corresponde a esta vianda, está tierno y con un rebozado nada pesado. Además lo sirven con una salsa de queso cheedar que le da un toque diferente y original que potencia el plato. Por supuesto, este se complementa con una guarnición de patatas y ensalada. Menos recomendable son las delicias de bacalao ya que, si bien el pescado está en su punto, el rebozado tiene un punto chicloso que le hace bajar enteros. En cuanto a los postres creo que es la parte más floja de la carta ya que, aún siendo buenos, no están al mismo nivel que el resto de platos. Aún así, el arroz con leche o la tarta de queso pueden ser dos buenas opciones. Por último, y aunque supongo que ya lo habréis imaginado, avisaros de que las raciones son enormes, por lo que dejaros aconsejar en cuanto a las cantidades y pedir con moderación. Sirva como ejemplo que con fabada para dos posiblemente podríais comer 3 personas, como plato único y repitiendo.

Precio medio: 20€.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s